Exhibición Básquetbol en silla de ruedas

Por: Stephani García;  5° semestre – Área de Humanidades.


porfinllego-eldiainstitutogandhiblog


Al principio del partido cada integrante del equipo se presentó diciendo su experiencia y su nombre seguidos de una ronda de aplausos energéticos que les daban más ánimos de dar todo en el partido y mostrarnos con mayor razón que todo se puede si se propone.

Experiencias como esta nunca se valoran como se debe, y es el objetivo del instituto Gandhi enseñar a valorar cada segundo que tenemos y todo lo que tenemos; si no aprendemos ahora, nos costará trabajo después, debemos aprovechar la oportunidad de estar vivos hoy.

Durante todo el partido el público estuvo conmocionado, gritando en cada jugada y en cada aro anotado; con el paso del juego los alumnos desarrollaron una afinación por Juanita, una de las jugadoras que al parecer, era la que más canastas anotaba y creaba emoción en el público. Por parte de los otros jugadores, fueron mostrando lo que tenían y de igual manera se llevaron porras, aplausos y gritos de felicidad en cada buena jugada. En el área  de primaria, el entusiasmo era tanto que cada anotación se paraban, gritaban, se abrazaban y se volvían eufóricos por toda la emoción que conllevaba el partido, sin dejar de lado todas las porras que gritaban a Juanita.

Al terminar el partido, la directora general dio unas palabras y procedió dando agradecimientos personales a los jugadores que ciertos compañeros de preparatoria del taller de Básquetbol entregaron, entre ellos Regina Basurto, Vanessa Almaguer y  Regina Peña, quienes estuvieron bastante presentes a la llegada de los jugadores y a la entrega de almuerzos que les otorgaron al equipo por parte del taller de Básquet. Al terminar la entrega de reconocimientos, los jugadores procedieron a firma de autógrafos a los alumnos de primaria, quienes de forma ordenada esperaron su turno para conseguir firma de todos los jugadores, ya sea en papelitos o en el brazo como algunos niños pidieron. Después de esto, los jugadores convivieron con algunos alumnos de preparatoria mientras almorzaban.

Después de todo esto, lamentablemente llegó la hora de partida de los jugadores, mientras que los alumnos ayudaban a subir las sillas de ruedas y recoger balones y basura.  Al final de todo, el partido y la convivencia entre equipo/alumnos, dejaron una lección importante, que es no hacer menos a la gente, pues pueden hacer cosas que uno no puede o no lo hace tan bien como ellos. Nunca debemos darnos por vencidos, no importan nuestras capacidades, las dificultades y mucho menos las opiniones ajenas, mientras se tenga buena actitud y dedicación, podremos lograr lo que tengamos en mente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s